El cultivo de aceite de palma | Greenpeace España
Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

El cultivo de aceite de palma

Página - noviembre 4, 2010
La demanda creciente de aceite de palma por parte de las grandes corporaciones de la alimentación, la cosmética y de biocombustibles está impulsando la destrucción a gran escala de turberas y selvas tropicales. La degradación y quema de los bosques de turberas de Indonesia causan al año la emisión de 1800 millones de toneladas (Gt) de gases de efecto invernadero.

Después de la tala, la selva tropical es drenada y quemada para instalar plantaciones de palma aceitera.

El aceite de palma es un aceite vegetal muy utilizado por la industria alimentaria mundial que se extrae de los dátiles de la palma africana.  En muchas ocasiones las plantaciones de palma se implantan tras la destrucción de grandes extensiones de selvas tropicales en Indonesia. Esta destrucción acelera el cambio climático y lleva a especies amenazadas, como el orangután o el tigre de Sumatra, al borde de la extinción.

El Grupo empresarial Sinar Mas es el productor de aceite de palma y de pulpa y papel más grande de Indonesia. Las investigaciones de Greenpeace han puesto de manifiesto que las empresas de Sinar Mas han violado reiteradamente las leyes y reglamentos forestales de Indonesia en un buen número de sus operaciones destinadas a la plantación de palma aceitera. Operaciones implicadas en procesos de deforestación y drenaje de turberas.

A pesar del historial de Sinar Mas, sigue siendo proveedora de grandes corporaciones.

Nestlé es, de momento, la última multinacional que excluye el aceite de palma de Sinar Mas de su cadena de suministro, tras la campaña de Greenpeace en la que se denunciaba a la multinacional de la alimentación por utilizar aceite de palma procedente de la destrucción de las selvas y turberas de Indonesia como ingrediente en la elaboración de chocolates como el Kit Kat.

Lo mismo hizo Unilever en 2009 después de que se denunciara la compra de aceite de palma de Sinar Mas para la producción de cosméticos Dove. En marzo de 2010, Kraft  también canceló sus contratos. Esto supone la pérdida de millones de euros a Sinar Mas, además de dañar su imagen pública de manera considerable.

Abengoa, empresa española productora de biodiésel a partir de aceite de palma también ha cancelado sus contratos con Sinar Mas.

La campaña no termina: Sinar Mas sigue ahí, suministrando aceite de palma y papel al mercado internacional.

Más información:
- La huella del crimen
- "Cocinando el Clima"
- Cooking the climate

Categorías