Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Efectos para la salud

Página - noviembre 4, 2010
Los riesgos sanitarios a largo plazo de los OMG presentes en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos no se están evaluando correctamente. Informes científicos independientes muestran evidencias de riesgos a la salud: nuevas alergias, aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados.

Alimentos transgénicos: una amenaza para la fertilidad.Un estudio revela que un maíz modificado genéticamente afecta a la reproducción en ratones

Hasta el momento se ha constatado los siguientes efectos sobre la salud:

Aparición de nuevas alergias por introducción de nuevas proteínas en los alimentos.
En EE.UU., en el conocido caso del "Maíz Starlink" (2000) se encontraron en la cadena alimentaria trazas de un maíz transgénico no autorizado para consumo humano que provocó graves problemas de reacciones alérgicas.

Aparición de resistencias a antibióticos en bacterias patógenas para el hombre (en algunos OMG se utilizan genes antibióticos como marcadores). Es decir, algunos transgénicos pueden transferir a las bacterias la resistencia a determinados antibióticos que se utilizan para luchar contra enfermedades tanto humanas como animales (por ejemplo, a la amoxicilina). La Asociación de Médicos Británica ha recomendado prohibir el uso de estos genes marcadores.

Aparición de nuevos tóxicos en los alimentos (debido a los cultivos Bt o a las proteínas que se utilizan como marcadores en los OMG).

Incremento de la contaminación en los alimentos por un mayor uso de productos químicos en la agricultura.

Disminución en la capacidad de fertilidad de ratones de laboratorio. Según un estudio hecho público por el gobierno austriaco, la fertilidad de los ratonas alimentadas con maíz modificado genéticamente se vio seriamente dañada, con una descendencia menor que los ratones alimentados con maíz convencional.

Otros estudios científicos llevados a cabo sobre tres maíces transgénicos han encontrado evidencias claras de los riesgos en parámetros sanguíneos asociados con las funciones renales y hepáticas.

Los tres maíces tienen, si embargo, el visto bueno de las autoridades europeas, que han permitido su importación para entrar en la alimentación humana y animal en Europa y uno de ellos, el MON810, se cultiva sobre todo en España.

Más información:

- Efectos biológicos a largo plazo en ratones alimentados con maíces transgénicos  NK603XMON810 (en inglés)
- Fallo de los sistemas de regulación de los cultivos transgénicos: el caso del MON863 (solo en inglés)
- El caso MON863 – crónica de una decepción sistemática (solo en inglés)

Categorías